¿Qué mejor expositor que la propia revista?

Durante estos días se empezará a ver la agenda cultural Noiz en sus nuevos expositores por diversos locales de Bizkaia. En este proyecto he vuelto  a trabajar con los chicos de Noiz, y la verdad es que nos hemos quedado a gusto con el resultado.

El expositor debía dotar a la agenda de un espacio propio, invitar a su lectura, integrarse bien en cada local y ser económico de producir. Mi primera intuición fue tratar de disponer la revista de pie. Mostrando la portada en vertical ya se consigue toda la visibilidad necesaria. ¿Qué mejor expositor para una revista que la propia revista? Finalmente diseñé los expositores reutilizando los ejemplares que sobran de meses anteriores: una caja autoportante en la que caben 40 revistas.

Ahora la revista tiene un lugar propio en cada taberna, pero sin ocupar más. Destaca entre el resto de publicaciones y está más a mano, lista para degustar. ¡Imprescindible para estar al día!

+imágenes

Post a comment.