BLOG.

3 cosas nuevas que aprendí trocando

El pasado domingo día 27 de noviembre participé en el mercado del trueque que se celebró en la Alhóndiga de Bilbao dentro del festival Hondakin. Hacía ya tiempo que andaba con ganas de participar en un encuentro como éste, organizado por la gente de la asociación dirurikgabe. Además, tenía algunas cosas de las que me quería deshacer por ahí. Entre otras, un juego de sartenes que tenía de sobra y que fueron, con diferencia, lo que más éxito tuvo de todo lo que llevé. Hubo sin embargo tres cosillas que nos esperaba y que me sorprendieron gratamente:

  • Book Crossing. La meta de esta especie de club es convertir el mundo entero en una biblioteca. ¿Cómo lo hacen? Puedes dejando libros en lugares públicos para que la otros lectores los lean y después hagan lo mismo. Como los libros están identificados es posible saber por qué manos han pasado. Una idea genial que me da ganas de liberar todos los libros que tengo por casa.
  • El poder de los abrazos. Cuando a alguien le interesaba algo que mío y no tenía con qué intercambiarlo, yo les proponía hacerlo con un abrazo (lo aprendí de las mujeres del mundo que estaban junto a mí). ¡Funcionaba! Los dos nos llevábamos un reconfortante subidón de energía y la sensación de estar haciendo algo especial.
  • El intercambio de intangibles. Había personas que en vez de intercambiar objetos, intercambiaban servicios. ¡Qué listos! Haciendo esto yo habría evitado llevarme para casa un par de cosas que no me convencían. Además en la feria estaba presente un banco del tiempo de los que ya funcionan en Bilbao.

alhóndiga bilbao hondakin trueque 2011

La verdad es una feria del trueque es un puntazo. Te obliga a dejar de pensar en términos de dinero (no se puede utilizar bajo ningún concepto) y entonces la lógica del intercambio se transforma. A mí me hizo ser mucho más flexible a la hora de cerrar tratos. Es también muy curioso ver como cada uno valora los objetos de muy distinta manera: lo que para mí es casi una basurilla para otro puede ser un tesoro. Sobre todo me quedo con el buen ambiente y el contacto de persona a persona. Para la próxima no pondré mesa, o la compartiré con más gente. Y por supuesto iré bien concienciado de qué necesito y qué puedo ofrecer, incluyendo servicios. ¡Abajo el dinero!

 

Crónica de una muerte anunciada: agur Jet Lag

jet lag fest 11

Confirmado: no habrá más Jet Lag. El Área de Euskera, Juventud y Deporte del Ayuntamiento de Bilbao ha expuesto su postura en la prensa. Al hilo de mi anterior post al respecto, estoy muy en desacuerdo con los argumentos que se dan para terminar con el festival.

  • Jet Lag no consistía en ofrecer ocio a los jóvenes, sino en que los jóvenes ideasen y produjesen actividades culturales, deportivas, artísticas, divulgativas, etc.
  • A la primera edición es a la que menos gente asistió, con diferencia. Y en la de este año el público bajó en gran parte porque no se hizo promoción.

Me parece bien que se trate de optimizar los recursos económicos. Seguramente, Jet Lag era muy mejorable en este aspecto. Pero, ¿era necesario hacer un escarnio público de Jet Lag y volatilizarlo de un plumazo? En mi opinión, la opción responsable hubiera sido hablar con los actuales organizadores, analizar los problemas e idear como adaptarlo al nuevo contexto. Me duele que se haya desechado una inicitiva pertinente y en crecimiento. Los que trabajamos estos años en Jet Lag teníamos muy claro que el festival estaba ‘en construcción’, que se redefinía y mejoraba en cada edición. ¡Hasta la siguiente compañeros!

Jet Lag se desinfla

Como diseñador, he podido participar activamente en las últimas tres ediciones del festival Jet Lag junto con mi colega Jonatan Morquecho diseñando y produciendo los espacios  lonjaus y platz. A primera vista puede parecer que el festival es un evento más de música y arte urbano. Pero tal y como yo lo he vivido ha sido algo más: una plataforma para el emprendizaje y un espacio donde llevar a cabo proyectos profesionales. En mi caso el festival ha sido muy importante para crecer como profesional, y sé que para otros también. Estoy muy agradecido a las personas que confiaron en nosotros para llevar a cabo estos proyectos.

bilbao jet lag fest 11

Personalmente, se había convertido en una colaboración anual muy estimulante. La organización interna estaba madurando con cada edición y el trabajo entre los distintos equipos era cada vez más fluído. Pero lo realmente importantes es que estaba consolidándose y empezando a reconocerse por los propios jóvenes como una plataforma para el desarrollo de proyectos creativos muy diversos. Hechos por jóvenes, para jóvenes. Y esto es algo a valorar y cuidar en el actual panorama cultural bilbaíno. Es por ello que me da mucha pena que el festival se desinfle.

El Jet Lag Fest ha pasado de la noche a la mañana de ser un lugar de encuentro e interacción en la calle, a confinarse en un auditorio municipal. De generar un espacio alternativo y complejo del que los jóvenes se apropian durante tres días, a una serie de actuaciones de tarde entre cuatro paredes. Así, este fin de semana se celebrarán el grueso de las actividades en Bilborock, cambiando de localización por cuarta vez consecutiva, y pasando a un formato mucho más reducido respecto a otros años. El cambio ha sido repentino, y me consta que los técnicos que lo organizan han hecho grandes esfuerzos para encajarlo en su nueva localización. Pero, ¿en qué se quedará la próxima edición? Supongo que depende de lo que decidan los actuales responsables del Área de Euskera, Juventud y Deporte del Ayuntamiento de Bilbao.

¿Es posible la creación de espacios alternativos y complejos, por los jóvenes y para jóvenes, sin contar con las instituciones públicas? ¿Se confirmará el desmantelamiento de Jet Lag y la tendencia hacia la cultura monocanal controlada? Los últimos acontecimientos no ayudan mucho, pero no hay que desanimarse. Unas puertas se cierran y otras se abren. ¡Atentos!

Bilbao, capital intergaláctica del diseño

Hace un par de semanas se hizo pública la designación por parte del ICSID de Bilbao como ciudad finalista para ser World Design Capital 2014. Se trata de una iniciativa que he vivido en primera persona. Yo trabajaba en ADN design cuando Carlos Alonso propuso llevar a cabo la candidatura. Y posteriormente participé, modestamente, en varias de las reuniones de trabajo. En un reciente post, Diego explicó muy bien cómo se ha ido gestando todo.

Mi opinión es que lo importante no es lograr la designación de Bilbao como capital mundial del diseño, sino el proceso que nos está llevando a ello.  Muchos hemos comentado que ha sido una gran oportunidad de crear sinergias entre profesionales y organizaciones de diferentes campos que de otra manera nunca hubiéramos coincidido. Esto, ya de por si, es mucho.

Una de las cosas que también me ha mantenido cerca de esta iniciativa es la esperanza de que, después de todo el camino recorrido, algo que valga la pena permanezca. De hecho, esto es lo que les pido a las instituciones que ahora son las responsables de la candidatura:  que las iniciativas que impulsen a partir de ahora, sirvan para unir a las industrias del diseño y para reconstruir los puentes entre ellas, el sector privado y los ciudadanos. Me entristecería mucho que se emplearan los recursos en fuegos artificiales sólo para agradar. Lo pertinente ahora es poner los cimientos de algo sólido.

Por supuesto, la responsabilidad de que esto sea así es también nuestra, de los distintos profesionales del diseño. En mi caso, ahora toca trabajar y aportar desde eide, la asociación de diseñadores del País Vasco y Navarra. Si finalmente entre todos logramos consolidar espacios para el intercambio entre diseñadores, instituciones, industria y ciudadanía, lo de capital mundial se nos queda corto: Bilbao, capital intergaláctica del diseño.

 

Diseño optimista aquí y ahora

Diseño optimista aquí y ahora. Éste es el título de la presentación que hice en el Pecha Kucha Night Bilbao del día 29 de junio. En ella dí una visión del diseño a través de mis últimos trabajos. El acto se enmarcaba dentro de la celebración del Día Mundial del Diseño. Os resumo las ideas que ya allí intenté transmitir.

 

diseño
El diseño es una buena herramienta para hacer la vida de las personas mejor. ¿Para qué si no? El diseño implica muchas habilidades, pero la más importante para llevar a cabo un buen diseño es la observación y la escucha activa. De esta forma comprenderemos los problemas y daremos con mejores soluciones. En mi experiencia profesional he descubierto que el diseño juega un papel fundamental en la comunicación dentro de equipos de trabajo multidisciplinares. El tipo de proyectos y soluciones del futuro requerirá que profesionales con distintos perfiles se entiendan entre si.

diseño optimista
A veces se plantean retos aparentemente imposibles. Hay que echarle optimismo para asumir riesgos y llevar a cabo los proyectos. La clave está en buscar alternativas a las formas de hacer habituales, huir de las recetas. Cuando los recursos son escasos, hay que echarle imaginación, incluso a la hora de remunerar el trabajo de diseño.

diseño optimista aquí y ahora
El diseño es una actividad que se desarrolla en un contexto geográfico, económico y social. Observarlo, analizarlo y vivirlo es fundamental para hacer una aportación valiosa a la sociedad y a la cultura global. Estoy convencido de que la acumulación de bienes no nos hace más felices. Por medio del diseño podemos incluso poner en cuestión la sociedad de consumo y explorar alternativas. Las personas son las protagonistas de la sociedad y el diseño está al servicio de las personas. Actualmente vivimos en una época de crisis, de cambios sociales. Los diseñadores no podemos ignorar esto, y debemos estar atentos, comprometernos y actuar. En algunos casos esto se podrá hacer profesionalmente, pero otras lo será desde la espontaneidad o el voluntariado.

La verdad es que disfruté la experiencia de dar esta pequeña conferencia. Estas cosas ayudan a ordenar/desordenar las ideas y contrastarlas con otros. Las demás exposiciones fueron también muy interesantes, y fue un placer charlar con los participantes. Gracias a Creativity Zentrum por organizar el Pecha Kucha Night Bilbao. Hurrengora arte!